parallax background

Neurorrehabilitación Infantil

Áreas de trabajo

Desde el momento del nacimiento comienza a formarse la arquitectura cerebral del niño, base de los futuros aprendizajes.En la infancia y adolescencia pueden acontecer diversos factores que alteren el desarrollo neurológico, Neurodesarrollo.


Dicha alteración conlleva desde dificultades o trastornos de aprendizaje que repercuten en el rendimiento escolar, hasta alteraciones conductuales, cognitivas y motoras que repercuten en las Actividades de Vida Diaria del niño.


La Neurorrehabilitación es un proceso médico centrado en la recuperación del sistema nervioso tras una lesión neurológica, que tiene como misión minimizar y compensar las alteraciones funcionales.


La Neurorrehabilitación se basa en las neurociencias, y sus principios de actuación están fundamentados en la evidencia científica de la eficacia de los tratamientos.

La NeuroRehabilitación pediátrica es la rama que se ocupa del tratamiento de población infantil y adolescente. NeuroSumma aplica dichos principios siendo consciente de que el niño es un “objetivo móvil” y que su tratamiento se alarga a las diferentes etapas de su desarrollo, detectando las posibles alteraciones que puedan ir apareciendo a lo largo del desarrollo del niño y así posibilitar el diseño de programas terapéuticos ad-hoc y la prevención de complicaciones.


Estimulamos el Neurodesarrollo en base a la plasticidad cerebral, preparamos el camino para la transición a la vida adulta desde los 0 hasta los 21 años. Porque cada minuto es importante en el desarrollo, autonomía, calidad de vida, participación e inclusión social de tu hijo.


La neuroplasticidad se refiere a todos aquellos cambios en la organización cerebral, lo que se traduce en la capacidad de aprender nuevas habilidades. La investigación pone de manifiesto que la neuroplasticidad se puede modular mediante la Neurorrehabilitación que augura mejoras y cambios funcionales.

parallax background

Equipo de trabajo

La neuropsicología se centra en la relación del cerebro y la conducta, pero el cerebro infantil se caracteriza en que es un cerebro en desarrollo por lo que requiere un estudio específico. En el caso en que exista un daño cerebral en un niño, se debe tener en cuenta las consecuencias que puede tener ese daño dependiendo de la edad y el momento de desarrollo del cerebro. Por otro lado, en los niños puede suceder que la alteración de la conducta se produzca un tiempo después de la lesión cerebral.

Algunas de las alteraciones de las que se ocupa la neuropsicología son, entre otras, las siguientes:
• Tumores en el cerebro.
• Epilepsia.
• Nacimiento prematuro.
• Parálisis cerebral.
• Traumatismo craneoencefálico.
• Trastornos del lenguaje.
• Trastornos relativos al aprendizaje.
• Autismo.

En todos estos casos los especialistas en neuropsicología tendrán que colaborar con expertos en otras especialidades como psicólogos, fisioterapeutas o pediatras.

¿Qué hace un neuropsicólogo infantil?

Ante un supuesto de un niño que tiene dificultades para aprender o déficit de atención se pueden tomar diversas medidas como pedir una evaluación al centro escolar o acudir a un neuropsicólogo infantil.

Los aspectos que estudiará el psicólogo infantil en un niño pueden ser, entre otros los siguientes:
• Habilidades sensoriales.
• Habilidades motoras.
• Concentración.
• Atención.
• Habilidades de lectura.

Por lo general, la intervención de un neuropsicólogo infantil se realiza en varias fases que son las siguientes:
Visita. El neuropsicólogo realizará una serie de preguntas al niño y a los padres para conocer el caso y decidir qué tipo de pruebas se deben realizar.
Realización de las pruebas. Se pueden realizar diversos tipos de pruebas para evaluar al niño y entender la causa de su problema.
Análisis de las pruebas y diagnóstico. El neuropsicólogo analiza los resultados, comunica su opinión a los padres y al niño y propone un tipo de terapia adecuado a cada caso. En algunos casos podría recomendar la intervención de otros expertos como psicólogos, logopedas o terapeutas ocupacionales.

En todos estos casos deberá haber una colaboración del centro educativo al que acude el niño para ayudarle y tener en cuenta sus necesidades.

La logopedia en el ámbito de la rehabilitación neurológica y los trastornos del neurodesarrollo cumple una importante función.

Esta disciplina basa su campo de acción en ayudar a las personas a comunicarse mejor, con todo lo que la comunicación implica: habla, comprensión del lenguaje, escritura y lectura entre otros.

Gracias a la labor del logopeda, las personas afectadas podrán tener un mayor contacto social, comprender las normas sociales, estructurar su día a día y expresar sus deseos y emociones.

Ayuda en trastornos del lenguaje en la infancia

En los primeros años de vida entra dentro de lo normal que, mientras se adquiere el lenguaje, el niño cometa errores de expresión y compresión. Sin embargo, ante la sospecha de un posible retraso en su desarrollo, es conveniente consultar y recibir orientación experta sin demora.

Una pequeña ayuda a tiempo puede mejorar sustancialmente al desarrollo del niño, evitando problemas de aprendizaje, seguridad y socialización.

Mejora en la comunicación de pacientes con TEA

La logopedia juega un papel fundamental en la mejora de la comunicación de personas con diagnóstico TEA (Trastorno Espectro Autista) y otros trastornos del neurodesarrollo.

Estos trastornos cursan con dificultad la comprensión del lenguaje, es por ello que precisan de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.

Rehabilitación para el tratamiento de la disfagia orofaríngea

La logopedia interviene en primer plano cuando se presentan trastornos de la deglución, generalmente provocados por una lesión de origen neurológico.

El daño cerebral adquirido, la parálisis cerebral, anomalías neurológicas, son algunos de los causantes del trastorno.

Una disfagia no diagnosticada o no tratada por especialistas, pueden tener consecuencias graves para la salud del paciente. Es por ello, que se recomienda iniciar un protocolo de valoración siempre que exista sospecha de padecer este trastorno, siguiendo un plan terapéutico que ofrezca las garantías necesarias.

La fisioterapia neurológica infantil es aquella especializada en la evaluación y tratamiento de niños con problemas de movimientos o postura debido a algún tipo de problema neurológico o daño cerebral.

Es conveniente diferenciar entre las técnicas aplicadas a personas adultas y las que se llevan a cabo con niños. Los niños están en fase de crecimiento y por lo tanto las técnicas a desarrollar deben adaptarse de una forma específica y adecuada a cada uno de ellos.

Los terapeutas especialistas en Fisioterapia Neurológica Infantil trabajan con niños que padecen lesiones medulares o cerebrales, enfermedades neuromusculares y parálisis cerebral entre otros. Las funciones principales de la fisioterapia neurológica infantil son mejorar las habilidades motrices, prevenir las deformidades óseas y favorecer la coordinación y el equilibrio de los niños que padecen algún tipo de lesión medular o cerebral. Se trata fundamentalmente de recuperar estas funciones y repetir diferentes movimientos para estimular nuevas conexiones entre las neuronas restantes.

El objetivo principal de la fisioterapia neurológica infantil es conseguir un adecuado desarrollo motor y que los niños puedan alcanzar la mayor independencia funcional posible.

La terapia ocupacional infantil es un tipo de intervención que está especializada en hallar cuáles son los problemas que puede manifestar un niño que le dificultan poder tener un ritmo de desarrollo y plenitud vital esperables en otros niños de su misma edad. Este tipo de terapia pretende, una vez detectadas las limitaciones que padece el infante, iniciar un proceso de superación de éstas y fomentar una mayor autonomía en el niño.

Aunque normalmente se enfoca en aquellos problemas relacionados con la motricidad, como pudieran ser problemas a la hora de caminar o de coger objetos, lo cierto es que pretender ir un poco más allá de esto, y ver si se pudieran dar problemas en la esfera de lo cognitivo o incluso de la percepción. Se pretende mejorar las habilidades motoras finas, las habilidades motoras gruesas y la planificación motora, además de los problemas de autorregulación y procesamiento sensorial. Son varios los motivos que pueden estar detrás de que un niño sufra algún tipo de problema que afecte a su conducta e interacción con el mundo que le rodea, siendo especialmente significativos los trastornos del desarrollo y las enfermedades médicas.

Uno de los trastornos en los que más se precisa este tipo de intervenciones son la dispraxia, en el que se dan problemas de coordinación, aunque también se puede aplicar en personas que sufran algún trastorno del espectro autista, parálisis cerebral y otros problemas del desarrollo. Con la palabra “ocupacional” se viene a indicar que este tipo de terapia se enfoca en dotar al niño de las herramientas necesarias para poder lograr cumplir con las actividades cotidianas como, por ejemplo, cordarse los zapatos, utilizar correctamente el lápiz o las tijeras o preparar la mochila. Todas estas acciones cotidianas están dentro de varias esferas de fundamental importancia para la salud mental y física del infante, como lo son el cuidado de uno mismo, el ocio, la interacción social y la participación en actividades de forma conjunta con otros niños.

Así pues, la terapia ocupacional infantil es un tipo de intervención cuyo objetivo es lograr que el niño sea lo independiente y autónomo que se espera a su edad y, así, lograr que el resto de aprendizajes que puedan ocurrir de forma natural se den con mayor facilidad.

La terapia se adapta a las necesidades específicas del niño, por este motivo, antes de que se dé el inicio, el terapeuta ocupacional infantil debe analizar el niño, ver cuales son sus destrezas y qué desafíos están presentes en su día a día, además de comprender cuales son las tareas diarias, ya sean en la escuela o en casa, que le suponen problemas. A partir de toda esta información, el profesional elaborará un programa de intervención con actividades enfocadas en la mejora de los puntos débiles que tenga el niño.

Algunos ejemplos de actividades que se suelen hacer en la terapia ocupacional infantil son las siguientes: • Aprender a vestirse • Escribir y dibujar • Lanzar y atrapar pelotas • Organizar la mesa, el pupitre • Reaccionar a estímulos sensoriales • Correr carreras de obstáculos

Cuanto antes se realice esta terapia, más beneficios se lograrán. El trabajar en aquello que supone un problema y mejorarlo puede tener como efecto una mejor satisfacción en el niño, al ver que hay problemas que aparentemente no tenían solución cómo se están arreglando, además de mejorar su autoestima. Esto puede tener otro efecto positivo, como es una mayor confianza al interactuar con otros niños.

Detectar las limitaciones de los niños a tiempo es algo fundamental, dado que los niños con problemas, especialmente en el campo de la motricidad, no suelen ser muy bien aceptados por los demás niños, que se pueden burlar de sus dificultades, deprimirles, afectar negativamente en su rendimiento escolar y aislarse.

parallax background

¿Cuándo podemos ayudarte?

TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO

Los trastornos del neurodesarrollo son “un grupo de condiciones heterogéneas que se caracterizan por un retraso o alteración en la adquisición de habilidades en una variedad de dominios del desarrollo incluidos el motor, el social, el lenguaje y la cognición”

La gran diversidad existente dentro de los trastornos del neurodesarrollo se refleja en el hecho de que algunos afectados manifiestan déficits puntuales que no les impiden tener una vida independiente y plena, por ejemplo, dificultades para mantener la atención centrada.

Otros, sin embargo, necesitarán apoyo durante toda su vida para poder sobrevivir, debido a que no llegan a desarrollar aquellas habilidades básicas necesarias para una existencia independiente, por ejemplo, la habilidad para andar o alimentarse por sí mismos.

DISCAPACIDAD INTELENTUAL

La discapacidad intelectual implica una serie de limitaciones en las habilidades que la persona aprende para funcionar en su vida diaria y que le permiten responder ante distintas situaciones y lugares. La discapacidad intelectual se expresa en la relación con el entorno. Por tanto, depende tanto de la propia persona como de las barreras u obstáculos que tiene alrededor. Si logramos un entorno más fácil y accesible, las personas con discapacidad intelectual tendrán menos dificultades, y por ello, su discapacidad parecerá menor.

A las personas con discapacidad intelectual les cuesta más que a los demás aprender, comprender y comunicarse. La discapacidad intelectual generalmente es permanente, es decir, para toda la vida, y tiene un impacto importante en la vida de la persona y de su familia.

Es importante señalar que:
• La discapacidad intelectual no es una enfermedad mental.
• Las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos y ciudadanas como el resto.
• Cada una de estas personas tienen capacidades, gustos, sueños y necesidades particulares. Como cualquiera de nosotros.
• Todas las personas con discapacidad intelectual tienen posibilidad de progresar si le damos los apoyos adecuados.

neuro_inf3
neuro_inf1

TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) se define como una disfunción neurológica crónica con fuerte base genética. El grado de gravedad, forma y edad de aparición de cada uno de los criterios va a variar de un individuo a otro, definiendo cada una de las categorías diagnósticas. A pesar de las clasificaciones, ninguna persona que presenta TEA es igual a otro en cuanto a características observables.

Los niños y jóvenes que presentan TEA muestran dificultades en la socialización, comunicación y conducta. Algunos ejemplos de características que pueden presentar serían:
• Dificultad para relacionarse con los demás
• Evitar el contacto visual
• Dificultad para expresar los propios sentimientos y comprender los de los demás
• Repetir acciones
• Tener dificultades para adaptarse cuando hay un cambio en la rutina
• Tener intereses obsesivos
• Presentar retraso en las destrezas del hablar y el lenguaje
• Usan pocas expresiones faciales
• Prefieren jugar solos

TRASTORNO DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD (TDAH)

TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad, y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos.1-2

Es fundamental para el diagnóstico de TDAH evaluar que estos síntomas nucleares que hemos comentado (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad) se presenten:

1. desde una edad temprana: antes de los 12 años1. 2. con una intensidad y frecuencia superior a la normal para la edad y la etapa de desarrollo del niño. 3. que deterioren o interfieran de forma significativa en el rendimiento del niño en dos o más de los ámbitos de su vida: escolar o laboral, familiar y social. 4. no ser causados por otro problema médico, un tóxico, una droga u otro problema psiquiátrico.3

Pese a que pueda existir sospecha clínica en niños de menos de 6 años el diagnóstico de TDAH requiere haber superado esta edad. Además, es frecuente que el TDAH se reconozca en los niños cuando comienza la educación primaria, coincidiendo con dificultades en el rendimiento escolar y la presentación de disfunciones sociales.

parallax background

TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE (TEL)

El trastorno específico del lenguaje (SLI, por sus siglas en inglés), es un trastorno de la comunicación que interfiere en el desarrollo de las habilidades del lenguaje en niños que no tienen pérdida de audición o discapacidad intelectual. El trastorno específico del lenguaje puede afectar el habla, la capacidad para escuchar, la lectura y la escritura de los niños. También se le conoce como trastorno del desarrollo del lenguaje, retraso del lenguaje o disfasia del desarrollo. Es uno de los trastornos del desarrollo más frecuentes y afecta aproximadamente a entre el 7% y el 8% de los niños que van al jardín de infantes (kínder). Por lo general, los efectos de este trastorno continúan en la edad adulta. A menudo, los niños con trastorno específico del lenguaje se tardan más en empezar a hablar (alcanzan las etapas del desarrollo del lenguaje hablado más tarde que otros niños de la misma

Aunque algunos niños que se tardan más en empezar a hablar, con el tiempo logran ponerse al día con sus compañeros, los niños con este trastorno tienen dificultades persistentes con el lenguaje. Los síntomas comunes en los niños mayores y en los adultos con trastorno específico del lenguaje incluyen lo siguiente:

• uso limitado de oraciones complejas,
• dificultad para encontrar las palabras correctas,
• dificultad para entender un lenguaje figurado,
• problemas de lectura,
• narración y escritura desorganizadas,
• errores gramaticales y ortográficos frecuentes.

PARALISIS CEREBRAL INFANTIL

La parálisis cerebral infantil (PCI) es un grupo de trastornos que afectan la capacidad de una persona para moverse y mantener el equilibrio y la postura. Es la discapacidad motora más frecuente en la niñez. La parálisis cerebral infantil es causada por el desarrollo anormal del cerebro o por daño al cerebro en desarrollo que afecta la capacidad de la persona para controlar los músculos.

Los síntomas varían de una persona a otra. Puede que las personas con esta afección necesiten usar un equipo especial para poder caminar o que no puedan caminar para nada y necesiten cuidados de por vida. Las que tienen un caso leve, en cambio, podrían caminar con dificultad, pero no necesitar ningún tipo de ayuda especial. La parálisis cerebral no empeora con el tiempo, pero los síntomas exactos pueden ir cambiando a lo largo de la vida de la persona.

neuro_inf2

PARALISIS BRAQUIAL OBSTÉTRICA

La parálisis braquial obstétrica es la pérdida de movilidad o sensibilidad en el miembro superior (brazo, antebrazo o mano) del recién nacido, causada por la lesión de los nervios del plexo braquial, que salen de la médula espinal. Este plexo braquial es una red nerviosa que se localiza en la base del cuello y que es responsable de la función motora y sensitiva del miembro superior.

En esta patología es crucial el tratamiento fisioterápico y rehabilitador. La familia debe ser instruida para la realización de tratamientos posturales, movilizaciones y ejercicios. La implicación de los familiares en el tratamiento es muy conveniente para obtener la mejor evolución posible.

ATENCIÓN TEMPRANA

La Atención Temprana (AT) es el “conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos”.

Las actividades relacionadas con la AT no solo se inician al nacimiento. También todo lo que pase durante el embarazo influye en cómo se va a desarrollar la primera infancia; tanto para los niños como para sus familias y las relaciones e interacciones que se van creando entre ellos.

parallax background

Contacta con nosotr@s

Puedes llamarnos al 951 028 685 o rellenar el siguiente formulario para solicitar cita o preguntarnos lo que quieras.
Una vez recibido te contestaremos lo antes posible

PIDE CITA 951 028 685